Facebook Latitidine 40

Cambiando el rumbo: cambiar de vida es fácil si sabes como hacerlo

méxico Playa del Carmen

¡México lindo y querido!

México lindo y querido

México, país de playas hermosas, geografía impresionable, con una rica historia es el país que escogió el músico Fernando Tort Chiong. Proveniente de una familia con una rica tradición en la música y la actuación; su madre Lucía Chiong actriz, directora y guionista, padre Fernando Tort bajista y profesor, el tio Rolando Chiong director de cine y TV, la vida de este joven transcurre en un ambiente lleno de creatividad…Hoy es un músico que a pesar de su juventud es ya reconocido como uno de los talentos latinoamericanos del momento.

Jacobea por Liébana méxico

Con una madre actriz y un padre músico prefieres la música y no la actuación, ¿qué te llevó a estudiar bajo y contrabajo?

Bueno para comenzar te digo que ahora de grande me encanta el cine, el teatro, pero cuando chiquito no lo soportaba. Mi mamá me llevaba a los estrenos de sus obras y me entraba picazón, sueño y todo lo que no te puede dar en el medio de una función. Yo quería jugar a la pelota, montar patines y hacer de todo con mis amigos del barrio. Después pasó algo curioso, yo no quería ser músico, yo era ciclista en la secundaria, pero mi papá que es bajista me estaba dando unas clases muy elementales de bajo y me decía “aunque no seas músico, vamos a estudiar algo de música para que sepas”. Entonces me captan para la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) de Ciudad Habana, pero, sin darme cuenta, ya la música había entrado por mis venas y no me presente, ahí empezó todo!!

¿Hace cuantos años vives en el D.F, México?

Son pocos, pero ya son 3 y los comienzos, muy difíciles. Es empezar de cero, pero es una experiencia única!!

Jacobea por Liébana  méxico

¿Cómo resulta tu experiencia allí tanto profesional como personal? ¿Crees que el ser músico ha contribuido en algo para adaptarte al país?

México es un país muy grande y los mexicanos son admiradores y amantes de la música tradicional cubana. Se conoce la música de antes del 59, es una cosa graciosa, porque aquí me he aprendido boleros, sones, danzones, cha cha chas que conocía de oído pero nunca los había tocado. Me pasaba que llegaba a un lugar y me decían: ¡cubano, tócame el Son de la loma! Y yo no me sabía ni el primer acorde… jajajaja. Tuve que aprenderme todo ese repertorio para poder pagar la renta y comer. Una cosa muy chistosa, en Cuba me la pasaba escuchando música extranjera y salgo de Cuba y tuve que aprender la música cubana. Aquí se toca mucho. Yo estaba acostumbrado a conciertos de 1h 15 a 1h:30. Llegué aquí y se tocan 3 sets de 45 minutos en las discotecas y si aparece algo antes hay que hacerlo. Una cosa que es muy diferente es la comida. Aquí se come con picante y poco a poco me he ido adaptando. Dice mi novia que ya como picante como un mexicano.

¿Piensas qué es difícil para un extranjero ajustarse a la vida mexicana?

Creo que depende de donde vengas, la cultura cubana es muy diferente a la mexicana. A pesar de estar muy cerca geográficamente, somos muy diferentes en lo cultural. Nosotros tenemos la mezcla con África bien marcada y el mexicano tiene al indígena. A pesar de que yo hablo bajito y calmado para como somos los cubanos aquí, dicen que yo hablo como si estuviera enojado, ¡eso me da mucha gracia!

 

¿Qué trámites has debido realizar para llegar y permanecer allí?

Yo llegué con permiso de trabajo por un año. Hay que renovarlo todos los años. Realmente aquí no son complicados los tramites migratorios. Ya soy residente y posiblemente el próximo año obtenga la ciudadanía mexicana.

Jacobea por Liébana  méxico

Has colaborado con varios artistas como la banda Moneda Dura, Buena Fé, Osamu, Azúcar Band, Raúl Paz y muchos más… pero también tienes un importante trabajo en solitario muy vinculado al jazz, cuéntanos.

Después que me di cuenta que la música era lo mío, hice las pruebas en la Escuela Nacional de Artes (ENA) y descubrí diferentes tipos de géneros musicales y estudié con músicos que admiro mucho y son parte del sonido de la música cubana actual. En mi casa conocí el jazz, pero en la ENA fue donde lo aprendí a tocar. Eran unas descargas interminables, momentos muy lindos que los que estudiaron en esa escuela lo recuerdan. Toqué con esos que mencionas, además de Polito Ibañez, Dayani Lozano, Suilen Milanés, entre otros, en un período del 2003 al 2009. Paralelo a esto estaba mi pasión por el jazz. Toqué en el Festival Jazz Plaza, en el Jazz Artist on the Green en Trinidad y Tobago y en programas de TV como A todo Jazz.

¿Qué otros planes profesionales tienes?

He tenido la suerte de vivir de lo que amo que es la música. Eso es una bendición en los tiempos que estamos viviendo donde ser músico se ha vuelto muy difícil. Creo que poco a poco he logrado mis sueños, a eso fue a lo que vine. Siempre quise tocar con artistas internacionales y aquí lo he logrado: tocar con Luis Fonsi, Lila Downs era una cosa inimaginable, además de otros que son muy conocidos en latinoamérica. Mi meta a corto plazo es sacar el disco del proyecto de jazz, es un trabajo de grupo, no de solista, tocar con varios artistas que admiro en sus discos, giras y seguir dándome a conocer en el ámbito musical de México.

Contacto:

fernabass@yahoo.es

Entrevista realizada por Mariana Benítez (La Habana – Cuba)

Sigue Cambiando el Rumbo también en Facebook